AVISO IMPORTANTE.
Debido a dificultades técnicas, la opción de compra directa se encuentra deshabilitada. Si tiene interés en adquirir alguno de los libros escriba a totum@totumrevolutum.org y le responderemos con los detalles para realizar el pedido.
Gracias y por favor, disculpe las molestias.

blogumrevolutum.png
  • Rafael Alarcón Herrera

¿Esoterismo templario? Artículo de Rafael Alarcón Herrera.


Patricia repasando una de las ilustraciones incluidas en el libro. Recuerda que tenemos una oferta que acaba en 24 horas para conseguir además del libro, la chapa y el marca páginas, una carpeta de dibujo con 12 láminas ilustradas de 17x24 cm para enmarcar. Más info aqui: 👉https://vkm.is/sombratemplarios


¿Esoterismo templario? Artículo de Rafael Alarcón Herrera.


Muchas cosas se han dicho sobre la pretendida militancia esotérica de la Orden del Temple, a favor y en contra. Las más de las veces en forma excesivamente apasionada, hasta hacer afirmaciones que pertenecen al reino de la fantasía, cuando no al del absurdo. Todos cuantos hemos estudiado el fenómeno templario, academicistas o librepensadores, debemos entonar un mea culpa por haber consentido que la imaginación, esa “loca dela casa”, alguna veces haya corrido libremente por las habitaciones de nuestra mente.

Por eso, cuando se habla sobre las actitudes ocultistas, o esotéricas, atribuidas a la Orden del Temple ciertos historiadores se cierran en banda y rápidamente lo atribuyen a desvaríos irracionales de escritores demasiado imaginativos. Sin embargo ellos caen en el desvarío irracional opuesto, la negación por la negación olvidando la realidad medieval. En el medievo las especulaciones esotéricas eran una realidad plenamente implantada en la sociedad del momento, desde luego no eran exclusivas de la Orden del Temple, eran el pan nuestro de cada día de esa sociedad. Porque la esencia del medievalismo, por decirlo de una forma resumida, no es otra que la búsqueda de un mundo trascendente ideal, muchas más veces de las que imaginamos sin importar los medios. Al negar la realidad cotidiana de ese vital “aspecto oscuro” medieval, relegándolo al papel de simple ignorancia supersticiosa, producto de la incultura, se está negando toda una parcela de la existencia diaria que en el medievo se vivía con especial intensidad, impregnando cada actividad, desde la más sencilla a la más compleja, y cada capa social, desde la más alta a la más baja.


En su seno se mezclaban supersticiones, magia, viejos mitos, brujería, alquimia, herejías, iniciaciones de oficio, retazos de religiones antiguas entremezclados con cristianismo, etc. En ese caldo de cultivo, las especulaciones intelectuales de algún sector de la Orden del Temple no eran diferentes a las de otros grupos, religiosos o laicos, filósofos o teólogos. Los “desvaríos irracionales” de tales gentes están suficientemente acreditados en la documentación medieval como para que no quepa duda de los mismos. Cuando incluso a un clérigo teólogo y filósofo que llegó a papa, caso de Silvestre II (999-1003), sus contemporáneos le atribuyen haber estudiado con los musulmanes en Córdoba y Sevilla, conocer la cábala con los judíos de Toledo, fabricado una cabeza mecánica parlante y practicado la alquimia, entre otros prodigios como la criptografía tironiana y que, curiosamente, que el Camino de Santiago permitía a algunos hombres desarrollar sus poderes internos. ¿Si el mismísimo Santo Padre andaba enredado en tales cosas, qué nos puede extrañar, entonces, lo que de ocultista creyera o practicara el resto de la sociedad?

Como en todos los aspectos de la historia, fugaz y atormentada, de la Orden del Temple también en éste predominan más las sombras que las luces. Solo nos quedan pruebas circunstanciales. De nuestra parte otorgamos a la Orden del Temple el beneficio de la duda. Es preciso, pues, introducir un poco de serenidad y, por qué no, una pizca de sano escepticismo agnóstico que nos permita matizar escapando de extremismo alienantes. Es decir, podemos afirmar que la Orden del Temple no fue una sociedad de corte esotérico-ocultista tal como las entendemos hoy día, pero tampoco estuvo libre de “elementos herméticos esotéricos”.


© 2021 Rafael Alarcón Herrera. Todos los derechos reservados.

Si quieres saber más de este proyecto, del libro, de los autores, o quieres comentarnos cualquier tema, visita nuestra web: 👉👉👉www.totumrevolutum.org

Si te interesa la Edad Media y sus enigmas, sigue nuestras páginas y nuestro blog:

En Facebook.

-- La Erótica Sagrada del Románico https://www.facebook.com/laeroticasagradadelromanico

-- A la sombra de los Templarios. https://www.facebook.com/alasombradelostemplarios

-- Nuestro blog:

Blogum Revolutum https://www.totumrevolutum.org/blog

38 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo