AVISO IMPORTANTE.
Debido a dificultades técnicas, la opción de compra directa se encuentra deshabilitada. Si tiene interés en adquirir alguno de los libros escriba a totum@totumrevolutum.org y le responderemos con los detalles para realizar el pedido.
Gracias y por favor, disculpe las molestias.

blogumrevolutum.png
  • Rafael Alarcón Herrera

"Claveros, los guardianes de la llave". Artículo de Rafael Alarcón Herrera.


[Dª.Carlina. Villanueva de la Torre. (Palencia) 02-04-07]

Una vez superados los recelos que suelen tener hacia los forasteros, derrochan humanidad, te invitan a café, y lo mismo hablan del santo patrón, como dan una receta culinaria. En el tema de las figuras sexuales románicas, nos han sido de gran utilidad pues aportaron a nuestro estudio la particular visión del pueblo llano. Porque ellos aceptan a regañadientes la opinión oficial sobre el significado de tales imágenes, pero no temen expresar la suya, aunque sea un tanto opuesta. Sabido es que la definición oficial del tema es “que representan los pecados de la carne que no debemos cometer”. Pero eso no contenta las ansias del alma popular. Y la vox populi, tiene sus propias teorías respecto al hipotético significado de los canes. Conjeturas que, equivocadas o no, deben ser tenidas en cuenta. La opinión generalizada del profano, sobre las figuras eróticas del románico, oscila entre la superstición sobre la fertilidad y las postrimerías, siendo estas últimas las que predominan en el imaginario popular.



[D.Bernardino (izda) con el autor. Siones (Burgos) 10-08-2009]



En el Monasterio de Couto, sito en Xubia (Coruña), su guardián nos ilustró de este modo: “Eses santiños son los antiguos que, mellorando lo presente y con perdón de las doñas, eran moito grandes, pero moito grandes xodedores, por cosa dicen del crescemento de la raza humana”.


Sra.Oliva. (izda) Lloraza (Asturias) 15-07-12]


El sacristán del Monasterio de San Martiño de Mondoñedo (Lugo), explicaba, apelando a la palabra divina, el sentido de aquellas liviandades escultóricas: “Son Adán y Eva cuando Dios les mandó, xoder y multiplicaos. Se lo tomaron tan en serio que desde entonces la xodienda no tiene enmienda. Y no lo digo yo, sino el Evangelio, oído lo tengo al padre cura más de una vez”.



[Mayca con doña Adelaida (dereha), en Valdebárcena (Asturias)]


Sobre los canes de Castillejo de Robledo (Soria) nos informó el señor Félix, un adorador de Dioniso: “Pues han de ser cosa de Dios, porque en su santo templo están. Que tenía oído de los antiguos que figuraban la gloria de la Creación, porque no hay nada más del gusto de Dios que traer hijos al mundo para que lo adoren, y que por eso daban suerte a las parturientas, y a las que buscaban quedarse preñadas. Que para eso las habían puesto a vista de todos. Si no, ¿para qué tanto xoder de cara al pueblo?”.



[Sr.Félix. Castillejo de Robledo (Soria).19-04-2014]


En esa “Catedral del Erotismo Románico”, que es la Colegiata de Cervatos (Cantabria), el guardián nos “adoctrinó” al vernos extasiados: “¿Vienen a ver los pecados? Son los primeros padres, antes de robar la manzana, que entonces podían hacer de todo y no era pecado. Ahí los pusieron los frailes, para que veamos la juerga que nos hemos perdido por pecadores”.




[Mezonzo (A Coruña) 15-07-2008]


En Sequera de Fresno (Segovia), un viejo pastor desgranó sus dudas y esperanzas, respecto de aquellas imágenes: “El cura dice que son los pecados de la carne castigaos en el Infierno, pero pa mí que son los futuros gozos del Paraíso. ¿No s’an fijao la jarana que tien liá tós ellos? Cantan, beben, hacen música… s’enseñan sus cosas… Porque si eso es el Infierno, ¿cómo había de ser el Cielo?”.


En el templo de Villanueva de la Nía (Cantabria), la simpática guardesa de la llave parroquial, no obstante encontrarse convaleciente de una operación, nos acompañó amablemente hasta el templo, comentando con mucha sorna la obscenidad de capiteles y canes: “El señor cura nos ha dicho que ese capitel representa una orgía. Ya ven que cosas, ni más ni menos que una orgía ¡dentro del templo! El sabrá, que para eso es cura y su palabra es como el Evangelio… Mi marido, que tiene mucha retranca, dice que estas figuras pintarán lo que quiera el cura, pero que para él serían ‘el mismísimo Paraíso’, si así resultara ser por fin la ‘resurrección de la carne’ tras el Juicio Final. Menudo marido pícaro”.



[Don Belarmino. Revilla de Santullán (Palencia)



Y así tantas y tantas opiniones de personajes semejantes, que son expresión de los deseos del alma popular, y quizá recuerdo deformado de los significados primigenios de tales figuras: amuletos de fertilidad, talismanes protectores contra el maleficio, creencia en un más allá venturoso para todos… Quizá los guardianes de la llave tengan la clave.



204 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo